2018: lo que viene para la industria de la moda

Faltan pocas semanas para que termine este 2017 y la industria de la moda espera que el balance sea positivo y que sus estadísticas de ventas hayan experimentado un crecimiento, que podría alcanzar entre 2,5 a 3,5 por ciento durante este año. De igual manera, las expectativas para 2018 también son optimistas, se pronostica un aumento continuo en las ventas de la industria mundial de la moda, según el informe The State of Fashion 2018.

Este reporte realizado por McKinsey & Company y The Business of Fashion (BoF) fue creado para brindar una visión más cercana sobre la industria de la moda y como su principal objetivo busca establecer la interconexión de todo el ecosistema de la moda a través de todas las regiones, segmentos de mercado y categorías de productos teniendo en cuenta su desempeño actual y las proyecciones de la industria.

Entre las múltiples aristas de este reporte, hay 5 tendencias que quiero destacar sobre el desarrollo de la industria para 2018 y que todas las empresas que se desempeñan en esta área deberían tener en cuenta para planificar sus próximas acciones:

  1. Las marcas se acercan más al consumidor. En esta relación, la personalización y la presentación de los productos se hacen más importantes para los clientes. Esto obedece al poder que tienen los consumidores actualmente, la tecnología les permite manejar mucha información sobre lo que compran, tienen expectativas sobre los productos o servicios, comparten en sus redes sociales lo que piensan sobre la marca y esperan un servicio al cliente que se destaque.
  2. Las grandes plataformas online como aliadas. El informe plantea que las marcas de moda deben preguntarse “cómo” colaborar con las grandes plataformas en línea como Amazon, Alibaba, Zalando entre otras. Gracias al alcance que poseen, estas plataformas se han convertido en un canal de ventas muy buscado y utilizado por los consumidores online. Y por su parte, las marcas se han vuelto más conscientes de que no solo compiten con sus pares, sino también con las redes sociales, la publicidad en múltiples canales y todo lo que atrapa la atención de los usuarios.
  3. La experiencia móvil es todo. A medida que se intensifica el uso de los dispositivos móviles, las transacciones -de extremo a extremo- también se realizarán a través del celular. Esto va de la mano con las múltiples soluciones de pago móvil que están disponibles en todo el mundo. Mientras este factor sigue avanzando, los consumidores esperan que las empresas de moda se encarguen de las transacciones móviles y que estas sean cada vez más fáciles de realizar.

  4. La sostenibilidad seguirá ganando popularidad. Esta cualidad en el ámbito de la moda continuará evolucionando y muchas empresas buscarán convertirla en parte integral de su sistema de planificación, en el que los principios de economía circular se encuentran integrados en toda la cadena de valor.
  5. Pensar como startup. Debido a la necesidad creciente de innovación en la industria, un número importante de compañías tratará de emular las cualidades de las startups, éstas nuevas empresas que implementan nuevas formas de irrumpir en el mercado y captar la atención del consumidor. Es una llamada de atención a las marcas de siempre para que mantengan su mente abierta y consideren nuevos tipos de talento, nuevas formas de trabajo, nuevos tipos de asociaciones y nuevos modelos de inversión.

Sin duda, el 2018 será muy interesante para el desarrollo de la industria, entran nuevos factores en juego como el uso de la Inteligencia Artificial y la propuesta de valor de la economía circular, solo por nombrar algunos.

Aquellas empresas que quieren hacerse su espacio dentro en la industria de la moda tienen una hoja de ruta marcada por un consumidor que quiere ser el centro de atención (y lo es), por transacciones móviles fáciles de realizar desde interfaces atractivas, en el que intentar nuevas maneras de ver el negocio puede ser lo que lance la marca al estrellato y en el que definir los valores de la empresa y/o marca puede crear un fuerte lazo con el cliente.

Y finalmente, la colaboración con grandes plataformas para marcas nuevas o que tienen poco tiempo en el mercado no es imposible. Si logran posicionar sus productos dentro de estos marketplaces, puede ser un gran escalón para la misma (ADVERTENCIA: antes de lanzarse a esas aguas, hay que estar preparado para una demanda mayor y tener la capacidad de respuesta necesaria para cubrirla).

 

Si quieres leer el informe completo The State of Fashion lo puedes encontrar en este enlace:
https://www.businessoffashion.com/articles/news-analysis/the-state-of-fashion-2018

 

¡Gracias por leer!
Si te gustó, ya sabes qué hacer: comparte este post y que las ideas sigan su camino 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .